domingo, 2 de octubre de 2011

MIEDO

Octubre-2012
(Final)
Hace unos días el Gobierno de Estados Unidos puso en  marcha el plan Campos Elíseos, justo después del asesinato del presidente electo Marcelo Ebrad. El plan consiste en ayudar a México a restaurar su control de la delincuencia organizada, ya que esta misma fue quien llevó a cabo el asesinato del presidente de nuestra nación.
Mi nombre es Arturo Garduño, estudiante de la Universidad Autónoma Metropolitana, vivo con mis padres, Feliciano Garduño y Concepción Salas. Nuestro profesor Sandro Cohen nos ha pedido investigar este acontecimiento que tiene a todo el país paralizado. Durante la investigación, mis compañeros y yo visitamos la Embajada estadounidense y al mencionar el plan Campos Elíseos, fuimos expulsados por agentes de seguridad.
Han pasados varias semanas desde que se encuentra vigente dicho plan. Desde entonces he comenzado a sentir mucho miedo, ya que estamos invadidos por soldados norteamericanos; ninguno ha hecho nada malo pero la mera presencia de personas armadas por doquier me pone muy nervioso, siento como si en cualquier momento nos fuesen a disparar por la espalda.
Ayer, me tocó presenciar el asesinato de un ladrón que le arrebató su bolsa a una mujer de edad avanzada en plena calle; mientras el ladrón escapaba corriendo, se escuchó el sonido de un fusil y acto seguido el ladrón voló dos metros para después caer en el pavimento y crear un enorme charco de sangre. Al ver esto yo me quede paralizado de miedo y llegué a pensar, sin dudarlo que también a mí me sería arrebatada la vida de la misma forma. Después de recuperar mis sentidos giré la cabeza para darme cuenta de aquello, que no me era difícil de imaginar: ahí estaba el soldado norteamericano como si nada, y se podía deducir por la expresión en su rostro que se encontraba orgulloso por lo que acababa de realizar. El día siguiente todos los periódicos publicaron en sus portadas lo acontecido anteriormente, y al mismo tiempo los diputados y senadores presentaban sus demandas al Gobierno estadounidense.
Dos días después  el embajador estadounidense dió una conferencia de prensa en la cual justificó el actuar de su soldado como la forma correcta y dijeron que sí México no puede ponerle fin a la delincuencia, entonces su forma de gobierno es inaceptable y mejor deberíamos dejar que ellos se hagan cargo. Acto seguido se presentó en el Congreso de la Unión, supuestamente a dar una explicación de su declaración a nuestros representantes. Mientras se realizaba dicha asamblea todos los representantes mexicanos fueron rodeados por soldados norteamericanos, y al cabo de 10 minutos de un ambiente hostil, se abrió fuego en contra de los diputados y senadores de México.
Una semana después de la masacre, Estados Unidos ha declarado que México será anexado al territorio estadounidense, así como los demás países de Sudamérica para formar una potencia única y la más imponente que el mundo ha conocido. Algunos países se han unido a este descabellado plan: Argentina, Venezuela, Brasil, Chile y Canada. Nadie sabe qué pasará y en lo que a mi pensar respecta estoy totalmente muerto de miedo, probablemente es el comienzo de una guerra mundial o el fin del mundo.
¡Sí esto es un sueño, que alguien me despierte, por favor!

3 comentarios:

  1. Buena la primer entrada, checa mis acentos de mi blog por favor, aun que creo que no tengo faltas de ortografía.

    ResponderEliminar